Autovacío, segunda parte


...me fui y no pude haber escogido otro destino mejor al que había llegado…aquel donde el firmamento en su grandeza se impone tras el postre del almuerzo por lo que ya no era necesario esperar hasta la madrugada para rogar por la tan necesaria clarividencia; ahora, mediante un extraño ritual de café mezclado con nicotina iniciaba el proceso de vaciado existencial.

Ventana nueva, nuevas estrellas, nuevo rito…pero viejos problemas.

Igual.

Al cabo de un tiempo regresé a mis estrellas originales.



Años después me di cuenta de que de tanto que me vacié, me encontré a mí mismo en mí mismo, en alguna especie de recoveco oscuro en el que me había encerrado ya no recuerdo cuándo y que mis problemas llevaban mi nombre por bandera. 



Notas de la autora:
1- Hace siete meses que he dejado de fumar. Fumar perjudica gravemente la salud mental.

2- Ya no temo las estrellas pero no las he vuelto a ver desde que he dejado de fumar. 
Ahora soy una astronauta en tierra que añora sus queridas estrellas.


[Ilustración de Diego Blanco]

6 comentarios:

Pepe del Montgó dijo...

Hace 70 veces 7 que dejé de fumar y ahora veo las estrellas con todo su esplendor, aún en las noches nubladas. Me ha gustado tu relato.

mirada dijo...

:-) a mi me gusta también este relato.

Astronautaentierra dijo...

Muchas gracias a los dos :)

El Desbrozador de Fantasía dijo...

Pues yo dejo de fumar cada vez que apago un cigarrillo... lo dificil no es dejarlo sino no empezar de nuevo... lo dejo y empiezo unas 25 veces al día (o más).... así que Astronauta, te felicito por tu relato y por no volver a empezar en tantos meses, deberías sentirte muy orgullosa de ti misma, has conseguido una cosa muy difícil.

P.d; el mejor sitio que conozco para ver las estrellas es Sanabria-Carballeda.

LU dijo...

Qué bonito, pero qué triste!!!!

Buscamos un lugar mejor, pero el equipoaje lo llevamos puesto, no dentro de una maleta.

Si te fijas bien, verás esas estrellas, están ahí.

BIQUIÑOS

Astronautaentierra dijo...

Desbro, la verdad es que lo fundamental para dejar de fumar está en la cabeza. Si lo asumes, es mucho más fácil y llevadero.

Hola Lu! no te preocupes, aunque pueda aparentar tener un final triste es mucho mejor de lo que yo esperaba.

Y por lo de las estrellas no os preocupeis, ahora las puedo proyectar en el cielo de la habitación siempre que quiera ^^ (y con este buen tiempo se presta más a salir a verlas al natural)

Un besote